Moléculas de la felicidad

Nuestro cuerpo está diseñado para una interacción cerebro-ambiente que asegura que todo lo necesario para nuestra supervivencia nos haga sentir bien. Como todos los seres vivos, buscamos el placer y evitamos el dolor.

Estos son los principales neurotransmisores que produce el cerebro para hacer nuestra vida más placentera.

Endorfina: es el analgésico natural del cuerpo, una respuesta al dolor, el estrés y el miedo. Son producidas por la glándula pituitaria y el hipotálamo durante el esfuerzo físico mantenido, actividad sexual y el orgasmo. Hacer estas actividades de manera regular en tu vida mantendrá el bombeo de endorfinas.

Dopamina: relacionada con las adicciones y la búsqueda de placer, es la que nos “motiva” a cumplir metas, deseos y necesidades. Las personas extrovertidas tienen mayores niveles de dopamina que las introvertidas. Para incrementar el nivel de dopamina, nada mejor que fijarse una meta y alcanzarla.

Oxitocina: es también una hormona, y está relacionada con los vínculos emocionales y afectivos, como la intimidad, la confianza y la fidelidad. Gracias a la oxitocina, el contacto piel a piel, el afecto, hacer el amor y la intimidad son claves para sentirse feliz.

Serotonina: relacionada con la autoestima y la confianza, aumenta cuando nos sentimos importantes. Desafiarse a sí mismo con regularidad y llevar a cabo actividades que refuercen el sentido de propósito incrementarán la serotonina en el organismo.

GABA: es una molécula anti-ansiedad que crea una sensación de calma y funciona como sedante natural. Para aumentar el GABA del cuerpo de manera natural, se puede practicar yoga, meditación y ejercicios de relajación.

Recommended For You

About the Author: MujeresMX