Vinagre de manzana, tu nuevo mejor amigo.

El vinagre de sidra de manzana (Apple Cider Vinegar en inglés) es el resultado de la fermentación de los azúcares del jugo de las manzanas, convirtiéndolos en ácido acético –ingrediente activo del vinagre– y ácido málico. Es un producto utilizado comúnmente dentro de la cocina, pero también tiene muchos beneficios para el cuidado de nuestra piel y cabello gracias a sus propiedades antibacterianas, antiinflamatorias, antioxidantes y antifúngicas.

Algunos de los beneficios que aporta en la piel son:

  • Regula el nivel de pH de la piel
  • Previene brotes de acné y espinillas
  • Unifica el tono de la piel, puede llegar a aclarar manchas de la edad
  • Aporta luminosidad al rostro

Para incorporar el vinagre dentro de tu rutina facial, solamente debes mezclar vinagre de manzana (de preferencia orgánico) y agua potable o de filtro en partes iguales y utilizarlo como tónico después de lavar tu rostro. Si el olor a vinagre no es de tu agrado, puedes añadir un par de gotas de aceite esencial de lavanda o de té de árbol.

En el cuidado del cabello el vinagre de manzana también es un excelente ingrediente; al igual que con el rostro, nos ayuda a nivelar el pH de cuero cabelludo, así como a tratar casos de caspa, aporta brillo y suavidad, estimula el crecimiento del cabello, y funciona como un détox para el cabello removiendo el acumulamiento de productos que podamos llegar a tener.

De acuerdo a tu tipo de cabello será la cantidad de vinagre que utilices, si tu cabello es seco se recomienda utilizar 2 cucharadas de vinagre para una taza de agua potable. Por el otro lado, si tu cabello es grasoso o presentas caspa, puedes utilizar de 3 a 4 cucharadas por taza de agua. Ya que tengas tu mezcla preparada, lava tu cabello de forma normal y enjuaga el shampoo completamente para después verter poco a poco la mezcla de vinagre. Es importante que lo agregues desde la raíz hasta las puntas y lo dejes reposar por lo menos 3 minutos, dándole masaje a tu cuero cabelludo, para después enjuagarlo con agua tibia o fría. Se recomienda realizar este proceso una o dos veces por semana.

Recommended For You

About the Author: MujeresMX